Impregnas lo que te rodea, al tiempo que tu entorno queda impregnado de ti

 

Armonía, ese estado de aceptación que te permite estar en consonancia con el mundo.